Procesamiento y Comercialización

A continuación de la engorda en agua de mar, el proceso sigue estrictos estándares de seguridad alimentaria y bienestar animal.

La planta de proceso primaria recibe la materia prima (salmón o trucha entera) y mediante la utilización de tecnología de punta y mano de obra calificada, se lleva a cabo la matanza del pez a través de un proceso indoloro para él. Luego la planta de procesos Fitz Roy, adquirida en el año 2013, la transforma en productos con valor agregado, de acuerdo a los requerimientos de los clientes en los mercados de destino.

Para la comercialización se privilegia como estrategia comercial producción pre-vendida y firma de contratos de mediano y largo plazo.

Para el salmón del pacífico o coho y trucha, se acuerdan los precios para toda la temporada de cosecha. En el caso del Salmón atlántico, los precios de una parte de la producción (fresco a Estados Unidos) se fijan con una semana de anticipación y, para otros mercados como el Latinoamericano, se fijan para el mes.

En el caso de salmón o trucha congelada, los cierres de negocios pueden ir caso a caso, como programas de largo plazo de 3, 6 ó más meses. Esta política permite optimizar el precio y reducir las fluctuaciones del mercado spot.